16796919_262626320831323_6679514746180292764_o
RECOMENDACIONES DE CONDUCIR BAJO LA LLUVIA
1. No olvides encender las luces si esta lloviendo. Es muy importante que veas y que seas visto por los demás conductores cuando llueve.
Si tienes neblineros y la lluvia es intensa enciéndalos para hacer aún más visible tu presencia.
2. La diferencia de temperatura cuando llueve entre el interior y el exterior hace que los vidrios se empañen. Para evitarlo utiliza la recirculación del climatizador o aire acondicionado con aire frío.
3. No realices movimientos bruscos. La lluvia y la niebla reducen la adherencia de los neumáticos hasta en un 50% sobre el asfalto, lo que aumenta las posibilidades de perder el control del vehículo ante cualquier situación no esperada.
4. En caso de algún problema en la ruta, pon la luz de emergencia. Si no puedes llegar a una zona de parada de emergencia, apaga el auto fuera de los carriles y refúgiate en un lugar seguro.
5. No te acerques demasiado al auto que llevas delante. Así evitarás el “efecto spray” (la lluvia pulverizada y sucia va a parar a tu parabrisas). Además, en caso de frenazo brusco, tendrás menos espacio para detener tu coche con seguridad.
6. Frena con suavidad y con pisadas cortas para no bloquear la dirección y además secar la humedad de las pastillas. Aumenta la distancia y reduce la velocidad.
7. Pon la luz de corto alcance. Si vas muy despacio, no dudes en poner el warning para anunciar que vas a una velocidad anormalmente reducida.
8. Nunca atravieses un charco muy grande sin comprobar su profundidad o que otro vehículo haya pasado antes. Pasa lentamente y al terminar, frena dos o tres veces para secar los discos. Si pasas rápido, puedes perder el control del auto o incluso provocar que el agua entre en la admisión (si esto te ocurre, para y llama al servicio técnico de la marca de tu auto. Si ha entrado agua en el motor, puede provocar una avería grave y muy costosa).